jueves, 14 de agosto de 2014

jueves, 7 de agosto de 2014

Recordando Juegos 8. Tomb Raider II

Tomb Raider es el ejemplo de una saga que ha sabido reinventarse y adaptarse a los tiempos que corren.  Todo comenzó en Sega Saturn en el año 96, en PC la versión recibida estaría basada en MS-DOS y el soporte 3D sería exclusivo de 3Dfx.

Casi sin tiempo, después del éxito cosechado por la primera parte, llegaba Tomb Raider II con la misma mecánica, aunque con algunas mejoras, al menos en el aspecto gráfico, dando soporte esta vez sí, a DirectX. Era el año 1997, y estabamos en los albores de la guerra de las aceleradoras 3D, con las RIVA 128 (precursoras de las TNT de nVidia y Ge-Force) y las primeras Voodoo.

En aquella época yo vivía en una capsula del tiempo con un fantástico 80486 DX-II a 66Mhz, muy lejos me quedaban estos monstruos informáticos de la época, y no sería hasta el año 1999, cuando me compré mi primer equipo totalmente nuevo: AMD K6-II 400 + Savage 3D 8MB; un equipo muy resultón que me permitió jugar mi primer juego con Lara Croft: Tomb Raider II.

No, no empecé con el primero, por ninguna razón en especial. El segundo capítulo de la saga cayó antes en mis manos, y por entonces, uno no era nada exquisito, lo primero que caía, a eso se le daba (estoy hablando de videojuegos).

El juego comenzaba en la Gran Muralla China. Aunque de muralla no se veía mucho, ya que al poco tiempo estabas dentro matando arañas y empujando monolitos que debían de pesar toneladas.



No llegué a terminar el juego, de todas las veces que lo he intentado me acabo quedando en una especie de hangar donde había una gran piscina en el centro y algo sumergido o semi sumergido, no recuerdo exactamente si era un hidroavión, un submarino o un caballo rumano volador.

Eso sí, mi parte preferida, y me imagino que la de muchos, siempre será sin lugar a dudas: Venecia. Los "paseos" en lancha, el puzzle para salir de allí mientras sonaba la campana,... tenía algo especial.


Aunque tampoco desmerecía mucho los alrededores a la entrada del teatro y el teatro en sí. A partir de ahí, para mi gusto el diseño de niveles bajaba.


Además puedes jugarlo sin ningún problema en sistemas actuales a través de la plataforma Steam.