martes, 24 de abril de 2018

Los juguetes de mi infancia

En un trabajo de arqueología digital, me he puesto a recordar y buscar imágenes de algunos de los juguetes que tuve en mi infancia. Aunque no he podido encontrar todos los que recuerdo, sí he encontrado varios de ellos y con ello, voy a hacer esta entrada para cuando mi memoria ya no sea la que es, pueda recordar esos momentos cuando la vida era mucho más sencilla. Casi todas las imágenes son sacadas de anuncios de todocoleccion.

Walkie Talkies Combat Communicators


Estos Walkie Talkies me juego lo que sea a que cualquiera que haya nacido en la primera mitad de los 80 los ha tenido o al menos, los ha visto alguna vez. Pues yo los tuve, fue uno de los regalos que recibí un año para reyes. No recuerdo la fecha pero posiblemente sería a finales de los 80. Recuerdo que la calidad de audio era bastante pésima y el alcance muy limitado. Funcionaban con una pila de 9V, uno de sus grandes inconvenientes. El botón lateral servía para hablar y el botón naranja pequeño frontal, para enviar señales en morse. En aquellos años, yo era hijo único y cuando no podía jugar con algún amigo, me subía a la azotea y me entretenía buscando señales de camioneros o radio... no sabría decir muy bien de qué, pero algo escuchaba.



 Coche Teledirigido Nikko Chariot II

De este coche tengo más recuerdo, de hecho, aún lo tengo (no la caja). Me lo compraron en el año 92, de oferta en Continente (por mucho que diga en la siguiente imagen que era exclusiva de ECI). Costó 2000 pesetas, funcionaba con 4 pilas AA y el mando con una pila de 9V. Tenía 2 marchas y un selector para contrarrestar cualquier desviación que tuviera la dirección. Recuerdo que en la marcha rápida, dentro de casa podía hasta derrapar. Fue un juguete que disfruté muchísimo. A veces jugaba con una prima que tenía otro igual, pero las frecuencias se solapaban y los coches se volvían locos.



Mino Bambino

Esto me ha sorprendido muchísimo encontrarlo ya que es un juguete de los primeros que recuerdo. Yo los llamaba TENTE (Tente era una copia de Lego), pero no tenían nada que ver. Eran más grandes (pero no mucho) y tenían una forma peculiar. Si mal no recuerdo, me los compraron en una tienda local (Ana Pinea) y aunque me gustaría recordar qué construía con ellos, la verdad es que solo recuerdo el peculiar recipiente y la forma de los tacos.



KIKE el Robot Hablador

Este fue un regalo de reyes, mi madre lo guardaba en su armario hasta llegada la fecha, pero yo ya sabía que estaba ahí y más de un día abría la puerta y lo observaba contando los días que faltaban para la llegada de los Reyes. Tendría entre 6-7 años, así que nos plantamos también casi a finales de los 80. Recuerdo bastante bien el robot. Hablaba en castellano y decía algo sobre que venía de otro planeta (aunque quizás me lo estoy inventado). Tenía luces de color rojo y el clásico mecanismo que hacía que cuando se chocaba se girara.



Casio PT-10


De este pequeño teclado ya hablé hace un tiempo en el blog, y de hecho lo tengo en una vitrina, pero por pereza he pillado la primera imagen que he visto por internet. El teclado me lo regaló mi madre cuando cumplí 6 años y fue un juguete al que le dediqué muchísimas horas hasta que a los 9 años me regalaron un Casio PT-88. 


Figuras de Dragon Ball de Matutano y Kinder

En esta entrada estoy mezclando tanto la colección de figuras de Dragon Ball de Matutano como las de Kinder. Las de Matutano no recuerdo cómo se conseguían, pero las de Kinder sí. Comprabas el huevo y si tenías mala suerte, te tocaba un muñeco de la serie en miniatura; pero si sonaba la flauta, te venía un papel con premio y el tendero te daba una figura como las que véis aquí (las brillantes) de un tamaño mucho más manejable. El truco era coger los huevos y agitarlos (qué mal suena) y si no  sonaba nada, es que posiblemente tenías premio. Por cierto, las de Matutano eran además gomas de borrar.
Pues así logré llenar una caja de Colacao de 1.2KG hasta arriba de muñecos. Eso fue en el año 1991 y jugué muchísimo con estos muñecos. La de batallas y torneos que me montaba eran interminables.





Pegatinas de Dragon Ball

Esto tampoco habría por qué meterlo, pero me había olvidado completamente de ellas y buscando las figuras de Dragon Ball, aparecieron. Creo que son de Matutano y no recuerdo bien el año (posiblemente inicios de los 90). La peculiaridad que tenían es que ciertas zonas estaban pintadas con pintura fosforescente, con lo cual brillaban en la oscuridad.






Y lo voy a dejar por aquí de momento, tengo alguna cosilla más con la que iré actualizando. 

No hay comentarios: