Pneuma terminado en XBOX ONE

Pneuma es un peculiar juego de puzzles donde nuestro virtual protagonista está un poco perdido sobre dónde está. Durante todo el juego se cree una especie de Dios y donde se desarrolla el juego es su mundo.

Esto no es más que una excusa para ir resolviendo puzzles, algunos más fáciles que otros y si lo juegas sabiéndotelo de memoria, no dura más de una hora. Pero evidentemente la primera vez tardaremos más, dependiendo de nuestra habilidad.

Es un juego que regalaron con Games with Gold y sin obviar que es entretenido, tengo que reconocer que lo he jugado porque son 1000G “regalados”. Eso sí, el proceso se me ha hecho ameno y entretenido.

Ryse Son of Rome, terminado en XBOX ONE X

No es la primera vez que termino Ryse, Son of Rome. Ya que originalmente lo terminé en PC (lo tengo en Steam). Esta vez ha sido en XBOX, lo tengo tanto físico como digital, ya que lo regalaron con Games with Gold. Este juego no fue bien tratado por la prensa, dándole notas muy por debajo de lo que realmente se merece; al menos en mi opinión. Si este juego hubiese salido en PlayStation estoy convencido de que algunos medios, los cuales no citaré, les habría dado una nota sustancialmente mayor.

Ryse SOR, es un hack & slash de muy fácil manejo. Pulsa A para protegerte con el escudo, pulsa B para rodar, Y para desproteger al enemigo y X para atacar. Cuando tu enemigo está casi muerto, puedes desencadenar una serie de golpes fatales que harán que suba nuestra vida, experiencia, foco o daño. El foco servirá para que nuestro amigo Marius, protagonista de la aventura, entre en un modo parecido al tiempo bala donde podrás moverte más rápido y hacer más daño; muy útil cuando ya estas rodeado y no sabes como salir de la encerrona.

Gráficamente es un juego muy bueno. Todo esta recreado con buen número de detalles, se nota la mano de Crytek. Aunque se pueda echar en falta más interacción con el medio, tampoco es algo que sea necesario. El doblaje de los protagonistas está a un gran nivel, no así el de algunos soldados secundarios con voz de adolescente.

La historia es lo suficientemente entretenida como para mantenerte enganchado. Es cierto que el juego es tremendamente lineal, pero también lo es God of War y nadie parece haberse quejado por ello. En nuestro papel como soldado romano tendremos que defender a Roma del pueblo bárbaro; así como cerrar algunos asuntos familiares que no diré para no destripar nada de la historia.

Lo único que no me ha gustado es que no haya sido mejorado para One X; ya que visualmente en una TV de 4K y con la potencia de la última consola de Microsoft, el juego podría lucir incluso mejor.

Malditas pantallas curvas

Huawei ha presentado hoy justo uno de los teléfonos más sorprendentes del año, el Mate 20 PRO, el cual cuenta con una serie de características que todas en un mismo teléfono lo hacen único y terminal más top del momento en todo el panorama móvil.

  • Procesador fabricado en 7nm
  • Diseño con casi un 90% de aprovechamiento del frontal
  • Configuración trasera de con zoom estandar, zoom x3 y gran angular
  • Pantalla OLED con resolución 2K+
  • Sonido estéreo
  • Desbloqueo facial avanzado con infrarrojos (al estilo iPhone)
  • Lector de huellas en pantalla
  • Batería de 4200 mAh
  • Carga super rápida (70% en 30 minutos)
  • Capacidad de cargar inalámbricamente otros dispositivos
  • Y posiblemente alguna cosa más…

Pero algo me ha decepcionado y no hablo de su precio, que como era de esperar, es alto. Hablo de la curva. Esa curva que llevan varias generaciones de los Galaxy S y Galaxy Note y que sólo sirve para crear reflejos cuando le da la luz directa.

Aún así, no hay que descartarlo como opción. Habrá que ver cómo evoluciona su precio después de unos meses y cómo suenan esos altavoces; ya que el inferior suena a través del puerto USB-C. Sin duda, parece que Huawei no solo se confirma como una compañía más de las grandes, si no que en muchos sentidos, se está convirtiendo en el rival a batir.

 

Mi historia con la fotografía

Los que sigáis el blog sabréis que uno de mis hobbies es la fotografía. Empecé con una cámara de carrete que me regalaron con 9 años y me parecía algo apasionante; pero el tema del precio del revelado y los carretes hacían que no pudiera sacarle mucho partido.

Empecé en serio con una Panasonic Lumix FZ18. Una bridge de sensor pequeño pero que me daba mucho juego. Lo bueno de estas cámaras es su amplio rango focal. Pero claro, esto en fotografía tiene un precio, y es la calidad. Y ojo, quje si eres novato como lo era yo en su momento, pues ni te das cuenta y tan feliz. Luego empiezas a leer que si las aberraciones cromáticas, que si falta de definición en las esquinas, que si apertura máxima… y te acabas caleantando. La disfruté durante varios años hasta que un día decidí dar el salto a reflex.

Mi mujer me regaló una fantástica Nikon D5100. Una de las cámaras más exitosas de Nikon por contar con un muy buen sensor, se muy portable, pantalla abatible y económica.


Este fue el unboxing que hice en su momento con el desparpajo que me caracteriza.

La Nikon D5100 fue una cámara que usé mucho. Posiblemente la que más he usado. Con ella llevaba siempre el famoso 35mm f1.8, el 18-55 del kit y un Tamron 70-300 VC USD que era y es una maravilla para su precio. Hice todo tipo de fotografía: retrato, macro (invirtiendo el objetivo y con tubos de extensión), retratos, nocturna, … Ojo, digo que hacia todo tipo de fotografía, no que fuera un hacha en ello. Ni mucho menos, pero los resultados se notaban y mucho respecto a las posibilidades que da una bridge.
Con el tiempo, la Nikon D7000 bajó mucho de precio. Sobre todo de importación y el hecho de tener doble dial para controlar apertura y velocidad de obturación, botón para ISO o motor de enfoque integrado en el cuerpo. Hicieron que fuera mi siguiente cámara. En este caso no gané calidad, ya que incluso comparten el mismo sensor. Pero sí era muy de agradecer todo lo que he comentado, así como doble ranura para SD, mejor visor, cuerpo sellado, mayor autonomía, mejor ergonomía. Aunque también se perdía algo que sí me dolió un poco y fue la pantalla abatible. Algo realmente cómodo.
La D7000 ha sido mi cámara durante 4 años aproximadamente. Con ella cambié el 18-55 por el Sigma 17-70 Contemporary, añadí a mi colección el 50mm f1.8D y el Tokina 11-16 f2.8 Pro (v1). Nótese que estos dos últimos objetivos no cuentan con motor de enfoque, por lo que fue una de las razones de saltar a la D7000.
En esta espiral de evolución consumista, un día decidí tomar lo que fueron las 2 peores decisiones que he tomado en el mundo de la fotografía
La primera fue saltar sin paracaídas al mundo de full-frame con una maravillosa Nikon D750. Máquina que tuve durante un par de meses y que tuvo que ser así para darme cuenta de que me sobraba máquina por todos lados y además, las lentes que yo quería usar con ella, costaban más de lo que estaba dispuesto a gastar. Ya por entonces había vendido todas las ópticas para DX. Sólo me quedaba el Tamron 70-300 y el 50mm, las dos únicas compatibles con la D750.
Fui seducido por el sello dorado de FX
Me quedé pensando durante esos dos meses qué tipo de fotografía hacía y qué máquina me valdría para ello. Lo vi claro, era el momento de saltar a las cámaras EVIL (cámaras sin espejo). La elegida fue la Olympus OM-D EM10 Mark II. Una cámara que de importación no me salió mal de precio y a parte de tener un pancake de 14-42 si mal no recuerdo, le calcé un Zuiko 45mm f1.8 que era una maravilla para retratear.

 

Posiblemente la cámara más bonita que he tenido
Tengo cosas buenas que decir de estas cámaras, como que su parque de lentes es bueno, ocupan muy poco, el visor no está mal, cuentan con calidad sobrada para cualquier tipo de trabajo. Pero como dije hace algunas líneas, ésta también fue otra mala decisión.
La razón es discutible, pero yo sigo manteniendome en mis trece. En relación calidad/precio no hay mejor parque de lentes que las que existen en DSLR con formato APSC. Objetivos como el 35mm 1.8, 50mm, Sigma 17-50 f2.8, Tokina 11-20f2.8 son objetivos “baratos” y con una calidad profesional. Cosa que en micro 4/3 es imposible de encontrar salvo por el mencionado Zuiko de 45mm.
Esto como digo es discutible asi que lo dejo a modo de opinión personal. Puedes estar de acuerdo o no. Por otro lado, echaba muy en falta el visor óptivo, la ergonomía de una refléx (aunque no su peso), los accesos directos, la velocidad de enfoque (estamos hablando de cámaras que rondan los 500-600€), los objetivos anteriomente mencionados,… Todo en general me hizo recordar que mi formato era el DSLR APSC.
Y aquí estamos ahora, con una Nikon D7200 de importación (me gusta jugármela) Por unos 550€ es imposible encontrar nada que le haga sombra en el mundo de la fotografía y quien no esté de acuerdo, que venga aquí y diga lo contrario.

W.I.P. Migrando a WordPress

Durante los próximos días vais a ver el blog con un diseño temporal/cutre ya que estoy migrando de Blogger a WordPress en caliente. Puede que alguna entrada no funcione, algún comentario no aparezca o alguna imagen se haya perdido… pero usando un pollo de goma con polea, todo se debería de arreglar en los próximos días.

Primera cabecera de la web, que coincidió con su época de WordPress

Como curiosidad, este blog comenzó alojado en awardspace, de forma gratuita y usando el CMS WordPress. Dada la limitación de la base de datos a 1MB, me pasé a Blogger. Durante la gran mayoría de años, www.pollodegomaconpolea.net ha funcionado en este sistema; pero ahora quiero volver a WordPress por varios motivos. Cuando esté todo listo le dedicaré una entrada. Mientras tanto, no os vayáis, volvemos pronto.