domingo, 23 de noviembre de 2014

A year ago...

Hace un año, un día como hoy y durante algunos más, estabamos por tierras británicas. El tiempo pasa rápido, y por supuesto, volveré.

sábado, 22 de noviembre de 2014

El mal uso de los grupos en Flickr

Redes sociales para fotografías hay muchas, pero ni Google ha conseguido aún quitarle el número uno a Flickr. No digo que sea la mejor ni la peor, pero donde no hay duda es que es la más numerosa si nos centramos en la fotografia de aficionado y profesional (Facebook permite subir fotos pero no es considerada una red social para fotografía, más bien de caracter genérico).

Siempre me ha gustado Flickr, de hecho mis mejores y humildes fotos (porque uno es aficionado con pocas pretenciones) están ahí: https://www.flickr.com/photos/loixartx/. Y más que un escaparate, para mí Flickr es un excelente sitio para aprender, coger ideas, descubrir técnicas, fotógrafos, etc. Uno de los apartados que más uso es el de grupos, pero desde hace un tiempo para acá la cosa se está desvirtuando.

La gran utilidad de los grupos es compartir fotografías que cumplan ciertos criterios: usando un objetivo concreto, una cámara en concreto, sólo retratos, fotografía nocturna, naturaleza, urbana, de una ciudad, etc. Pero la necesidad de reconocimiento de algunos está haciendo esta herramienta inútil. Posiblemente sean los que menos, pero, ¿de qué sirve visitar un grupo donde la condición es haber realizado la toma en 50mm y la gente sólo por ganar visitas sube fotografías con una focar 300mm?

Los grupos con más actividad y con más usuarios son los que más están sufriendo... por lo que no sé si merece la pena seguir usando esta funcionalidad, esta red social... o es hora de ir buscando alternativas.

domingo, 16 de noviembre de 2014

[Desarrollo Android] Preferencias en Android: SharedPreferences

Cuando tenemos que realizar la persistencia de algún tipo de dato, lo más habitual es pensar en base de datos; pero cuando hablamos de ficheros de configuración ya podemos buscar otro tipo de soluciones como ficheros de texto o XML.
  
SharedPreferences es una clase de Android SDK que nos facilitará enormemente esta tarea, haciendo uso de ficheros XML (algo totalmente transparente para el programador). Esta clase es muy utilizada cuando tenemos por ejemplo una aplicación con una serie de ajustes que deben de permanecer cuando finaliza, como por ejemplo los ajustes de un juego o las preferencias de fuentes para un lector de RSS personalizado. Su uso es muy sencillo. Para guardar los datos de preferencias en el fichero XML


SharedPreferences prefs = context.getSharedPreferences("PreferenciasMiApp",Context.MODE_PRIVATE);

SharedPreferences.Editor editor = prefs.edit();

editor.putString("clave", "valor");

editor.commit();

En la primera línea, instanciamos la clase SharedPreferences dándole nombre al fichero XML que se generará en la memoria interna  de nuestro dispositivo y el modo de acceso al fichero, que siendo privado sólo nuestra aplicación tendrá acceso. A continuación le pasamos los datos que queremos guardar, que en el ejemplo son de tipo String, pero podemos usar otros datos como enteros o decimales (sólo tenemos que inspeccionar los métodos disponibles en la clase Editor).

Por último, para recuperar los datos sería de la siguiente forma:

String valor = prefs.getString("clave", "valor_por_defecto");

En caso de que la "clave" no existe, el método getString devolverá "valor_por_defecto".

Vía www.tutorialesjava.com (antiguo código inútil)

sábado, 13 de septiembre de 2014

iPhone 6 vs el resto del mundo

Ya después de la keynote del pasado 9 de septiembre llega el momento de analizar el mercado de los smartphones. Actualmente poseo un LG G2, que si no fuese porque erré a la hora de elegir modelo (16GB sin posiblidad de ampliación) no tendría el gusanillo por cambiar a un modelo con mayor capacidad. Consciente además, que actualmente en el mercado un salto a un nuevo smartphone podría ser incluso hacia atrás ya que aunque el G2 es de 2013 aún tiene características que superan a muchos tope de gama actuales.

Hace 3 meses me despaché agusto contra los tope de gama de los principales fabricantes de Android por su falta de ideas y una continuidad en hardware y características sin precedente.

Así que después de esta pequeña decepción con Android, pensé que igual en Apple tendría algo más sorprendente que decir este año, como ya hizo en 2010, cuando literalmente, barrió a toda la competencia con el iPhone 4. Aquel año el iPhone no tuvo rival, y eso que lo cambié por un Galaxy S, el terminal estrella de Android por aquel entonces; pero he de reconocer que Apple ganaba en practicamente todo.

Con el iPhone 6 Apple por fin ha dado la razón a lo que el mercado demandaba, smartphones más grandes. Pero vaya, tan grandes que para mi gusto se han pasado. El iPhone 6 tiene el tamaño de mi LG G2, con una pantalla sustancialmente más pequeña (4.7" vs 5.2"), una densidad de píxeles muy inferior, una cámara sin estabilización óptica y una batería que no promete la autonomía de mi android (aunque por supuesto, esto último habrá que esperar a que salgan las primeras pruebas).

Por otro lado, Apple ha querido también entrar en el mundo de las phablets con un teléfono más interesante en cuanto a prestaciones: pantalla practicamente FullHD (casi casi, pero no), 5.5", estabilizador óptico y batería de mayor duración. El problema es sencillo, que es ligeramente más grande que un Note 3 o un Oneplus One. Para mi gusto, todo esto lo tendría que haber incorporado el iPhone 6 (salvo las 5,5") sin necesidad de comprarse un móvil tan grande.

Todo esto a final se traduce en una sensación agridulce, sin hablar por supuesto de los precios, que para mi uso personal, 16GB se quedan cortos y es necesario saltar a los 64GB cuyo precio para el caso del 6+ se va a la nada despreciable cifra de 900€ (aunque habría que quitarle el IVA, unos 150€. Las ventajas de los autónomos y de dedicarse al desarrollo de aplicaciones móviles).

Con los primeros rumores de un posible Nexus 6 fabricado por Motorola, no queda más remedio que esperar un poco para jubilar muy tempranamente a un LG G2, que si no hubiese sido por su escasa memoria interna (10GB disponibles para el usuario) y su imposibilidad de ampliación por tarjeta microSD, duraría mucho más en mi bolsillo.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Desde Alicante

Las entradas escritas desde el móvil las cuento con los dedos de una mano y me sobran dedos. La última si la memoria no me falla fue desde Londres.

En esta ocasión el trabajo ha sido el que ne ha enviado un par de semanas a Alicante. Una ciudad con una calor pegajosa, llena de turistas pero que me ha gustado. Cómo no es mi intención enrollarme dejo una foto, saludo a mi yo del futuro y me voy.