martes, 5 de abril de 2011

Adiós la Caixa, hola ING

Desde hace un tiempo que llevaba dándole vueltas al tema de cambiar de banco/caja. Empecé con la Caja Rural donde no tenían cuenta para jóvenes y me sangraban con las comisiones.

Al tiempo, abrieron en mi pueblo una sucursal de la Caixa, donde estuve feliz hasta los 26 años (momento en el cual dejas de ser joven y ya eres violable moralmente por la mayorías de bancos).

No me hacía muy feliz la idea de que incluso teniendo mi nómina domiciliada con ellos, tener ahí guardados mis ahorros y todas mis facturas lo único que sacaba en claro era -1,25€ de mantenimiento al mes, y no sé cuantos (entre 5 y 10) al año por mantenimiento de la tarjeta de débito.

No es ninguna millonada, es una miseria, pero por eso mismo. A pesar de que tienen mi dinero para hacer los negocios que a ellos les apetezca hacer, encima me cobran. Con este tema hay muchas opiniones, unos están a favor y otros no.

Yo no, desde luego. Así que hace unos días que empecé a gestionar 2 nuevas cuentas con ING Direct. Una cuenta nómina (con tarjetas totalmente gratuitas, devolución del 2% de las facturas domiciliadas, etc) y una cuenta naranja donde tener mis ahorros con un interés, que aunque muy pequeñito, al menos no me quitan, me dan.

No hay comentarios: