domingo, 3 de febrero de 2013

Se vende informático (Segunda parte)

** Voy a generalizar, espero que me perdonéis, generalizar en una entrada tan larga y explicar que hay excepciones se hace pesado, no pretendo amarillear la publicación, simplemente dejar mi opinión de lo más cercano que he vivido. ##

Hace un mes publicaba una opinión personal acerca del trabajo en el mundo de la informática. Este articulo terminaba con un programador en el paro y sin ganas de pasar, al menos de momento, por la misma experiencia.

Si no estás ahogado de facturas e hipoteca, quizás te puedas permitir parar a pensar y replantear, ¿es esto lo que quiero hacer toda mi vida? Espero que la respuesta sea afirmativa, eso es buena señal. Te gusta lo que haces y estás contento con el trato recibido. 

¿Cómo te imaginabas la informática?
Yo no me imaginaba la informática así. A los 8 años un amigo de mis padres me regaló una agenda de tapa dura de IBM. A parte de anotar los cumpleaños de mis amigos, en las primeras hojas venían a todo color las imágenes de servidores, componentes de la época, ordenadores personales, oficinas... 


También tuve la oportunidad de ver trabajar a esta persona con lo que me imagino ahora que sería un 8088 o 8086 de la marca Inves.

Desde aquel momento quería ser "informático" sin saber muy bien qué es lo que tenía que hacer; yo sólo quería utilizar aquel cacharro con monitor de letras verdes. Me imaginaba haciendo algo importante... Esa idea con el tiempo y los conocimientos adecuados fue cogiendo forma.

La informática se divide en hardware y en software... dicen que lo primero es a lo que le das patadas cuando lo segundo falla. Cuando tenía cierta edad sabía que aunque me encanta documentarme a cerca del hardware, yo quería trabajar con software, yo quería programar.

Si has seguido el mundo de la informática desde principio de los 90; cuando aún no habían llegado los Pentium, te habrás dado cuenta de cuánto ha cambiado este mundo. Pensar en programar por aquel entonces era pensar en C, en Modula-2, en acceso a la memoria, ficheros tipeados, etc.

Hoy, pensar en programar es pensar en un framework que te permite arrastrar botones, configurar restricciones y navegabilidad con ficheros XML y hacer una aplicación tirando de librerías externas... y al final, te pasas más tiempo haciendo que todas se lleven bien en tu proyecto que programando.

No, claro que no estoy pensando en volver atrás y programar en C o en hacer un cutre juego en ensamblador; por que no creo que yo sea capaz de tener más paciencia que la que tuve que tener para superar las prácticas de la carrera. Todo eso quedó atrás, quien programe emuladores o drivers posiblemente siga usando estos lenguajes, y mi más sincera admiración por ello. Para mí, son los auténticos programadores, el resto somos peones de la informática, usuarios avanzados, programadores de alto nivel; pero no los auténticos ingenieros.

 ¿Os habéis fijado a los bebés cuando juegan a encajar piezas de distintas formas y colores? Eso es la informática hoy en la gran mayoría de empresas. Todo está basado en componentes, al final lo único que haces es encajar piezas. Sí, se programa, y posiblemente te pases el día programando sobre estos componentes, pero... ¿te has parado a pensar en la mayoría de lo que programas? Guardo datos, consulto datos y muestro datos.

Teniendo en cuenta que la informática por definición es "información automática" pues tiene sentido... ¿o no? La programación no termina ahí; hay todo un mundo por explorar lejos de las páginas webs para organizaciones públicas y demás.

Da igual que uses frameWorkTodoFacilon o frameWorkQueSegunTuJefeTeLoDaTodoHecho, al final te pasas años haciendo siempre lo mismo, te das cuenta que lo más dificil de tu trabajo es convencer al director técnico que lo que pide el cliente no se hace en una semana por muchos recursos que meta 3 días antes de cumplirse la fecha.

¡¡Muerte a los frameworks!!

Es broma, los frameworks son un gran invento, sin ellos no tendríamos muchas de las joyas del software actual como Skyrim. Mi única queja con ellos es que si echamos la vista atrás, la informática es ahora menos artesana y más industrial. La informática era hace 30 años más bohemia y ahora te encuentras los ordenadores tirados en el contenedor (no lo hagas, ellos no lo harían).

¿Y este rollo a qué viene? Tengo un 80486 aquí y hace meses que no lo enciendo, tampoco está tan mal la informática actual, ¿no? ¡Claro que no! La informática está mejor y más fácil que nunca para aquellos que quieran sacarse partido en lugar de dejar que te lo saquen.

Un programador existe sin empresa; la empresa de desarrollo sin programadores no.

Entonces te ves con ganas y te dices a ti mismo: "LO VOY A INTENTAR". Voy a ver hasta donde puedo llegar como Super Developer Man.... bueno, ¿y qué hago?

  • ¿Me hago una página web ofreciendo mis servicios (informáticos) con la plantilla más chula de Wordpress y pongo mi CV en PDF? pssst, mi CV es una mierda... Si tuviera el de este hombre... Además, yo no quería venderme...
  • ¿Pongo carteles por mi pueblo de: "Arreglo ordenadores"?
  • ¿Programo lo que me da la gana? El eslogan podría ser: "Programo lo que quiero, con mis unos y ceros"
  • ¿Monto una churrería? La matería prima no es muy cara desde luego.
  • ¿Me voy al extranjero en busca de un sueldo digno?
Cada uno puede tener un proyecto en su mente, yo tengo el mío en marcha; no sé que tal irá mañana, no puedo vivir en el futuro, prefiero preocuparme del presente, y éste es tal y como yo lo quiero.

El miedo a los cambios te impedirán avanzar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ha ido todo muy bien, gracias de verdad.
En la dirección de correo, sólo un pequeño detalle, es ".COM"

Ya hablamos por correo, un abrazo y cuídate mucho!

Anónimo dijo...

Sabes qué te digo? Ánimo, porque por muy meritosa que pueda ser una persona, sigue siendo pasto de fallos humanos:

"En lo que refiere HA experiencia internacional, ha trabajado en España, Colombia, Chile, Venezuela y EEUU.!"

Saludos!! :)

keos_king /juanpe147 dijo...

Mi más sincera admiracion hacia ti.... soy uno de esos informaticos "prostituidos" en este caso no programador , si no Administrador y estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que escribes tanto en la primera como en la segunda parte de estas entradas, hacen falta "huevos" para hacer lo que hiciste y mas con "la que esta cayendo" ojala te salga bien.

En algunas partes me identifico contigo y me gustaria hacer lo que has hecho tu, me lo planteo cada dia y me digo -aun soy joven (23 años, aunque con bastante experiencia laboral para mi edad) tengo tiempo - y la situacion familiar por la que pasamos no es la adecuada para "romper la baraja" asi que de momento tendre que seguir prostituyendome (sin sentirme orgulloso de ello) en bien de las facturas que comentas, aunque no sean todas mias.

Cada dia cuando me levanto me doy cuenta que esa no era mi idea de informatico o al menos no por el mismo precio, como mozo de almacen cobraba mas que ahora aunque no me sintiera realizado por mi trabajo. Espero que cuando quiera dar el paso no sea demasiado tarde. Lo dicho toda mi admiración.

Disculpad los posible fallos ortograficos ya que escribo desde el movil.

LoiX dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Juanpe, me alegra de verte por aquí.

Yo creo que por la época de "informático prostituido" pasamos casi todos y en el fondo es algo bueno.

Te da una visión más real de lo que quieres, te da experiencia, contactos, amigos...

Incluso no hay por qué salir de ahí, "sólo" hay que encontrar una empresa que merezca la pena; pero me da que en nuestra ciudad eso está muy difícil actualmente.

Como bien dices eres joven y en la informática no importa mucho la edad; al contrario, si eres un informático con experiencia y estás al día de las tecnologías que se mueven en el mercado, nunca es tarde para dar un salto y cambiar de aires.

¿Sabías que en Reino Unido en los CV no hay que poner ni la foto ni tu edad? Eso al menos leí en varias ocasiones... allí no les importa tu edad, les importa tu experiencia. (en teoría)

Aguanta lo que tengas que aguantar, cuando te sientas listo para dar el salto lo darás y no te arrepentirás de haberlo hecho.

¡El próximo paso a Londres!